junio 25, 2024

ABCinformativo

Directo y Preciso

‘Matrix Resurrections’ tiene la mejor campaña de promoción de una superproducción de Hollywood en mucho tiempo

Quedan apenas unos días para el estreno de ‘Matrix Resurrections’ el próximo 22 de diciembre, pero lo cierto es que muchos ya sabíamos que queríamos verla desde el momento en el que se anunció que Lana Wachowski prepara una cuarta entrega de las aventuras de Neo y Trinity. Fuera por curiosidad malsana o por interés genuino, lo cierto es que es una película que se vende sola.

Sin embargo, eso no ha impedido a Hollywood llevar a cabo campañas publicitarias masivas y que desvelan más de la cuenta de lo que nos espera en la película. Sea por elevar la curiosidad del espectador o por pereza a la hora de trazar una estrategia de marketing que mantenga a salvo las sorpresas, lo cierto es que se trata de algo cada vez más habitual, de ahí que la campaña de ‘Matrix Resurrections’ me parezca la mejor de una superproducción de Hollywood en mucho tiempo.

Todos hemos visto varios tráilers que contaban demasiado sobre la película en cuestión. De hecho, en muchos casos es mejor dejar de verlo más o menos a la mitad, sea porque empiezan a contar demasiado o porque sencillamente es evidente que te están haciendo una especie de resumen de todo lo que sucede, con la salvedad de los últimos minutos o simplemente de la resolución definitiva.

Eso no es algo precisamente nuevo -mirad por ejemplo el tráiler de ‘Rocky’-, pero últimamente ha ido más con una aparente necesidad de saber todo lo que sucede, escenas post-créditos incluidas en caso de haberlas, antes de que la película haya llegado a estrenarse. Las especulaciones y filtraciones están a la orden del día y han alcanzado su máxima expresión con ‘Spider-Man: No Way Home’, cinta que se estrena apenas unos días antes que ‘Matrix Resurrections’.

No es que este tipo de producciones sean muy dadas a grandes sorpresas, pero estamos caminando una senda en la parece que las expectativas se disparan más por ver si lo que sucede en la película es realmente lo que nos han prometido -o lo que hemos querido pensar nosotros-. Y antes de verla, ya hemos empezado a centrarnos en la siguiente. La emoción que pueda haber parte del darnos lo que queríamos, de lo contrario será una decepción.

En el caso de ‘Matrix Resurrections’ se está optando por una campaña muy diferente. Quedan apenas unos días para el estreno y todavía no tenemos muy claro ni siquiera cuál es exactamente el argumento de esta película dirigida por Lana Wachowski. Sí que hay varias pistas, pero en todo momento se ha jugado al despiste, hasta el punto de calificarla como una obra autónoma en lugar de una secuela al uso.

Es verdad que ya en su primer adelanto se detectaban ciertos puntos en común con la primera entrega, algo que se hizo aún más evidente con el nuevo tráiler que apareció hace unos días. No ha hecho más para que resulte llamativo, siempre y cuando uno siga estando dispuesto a dejar que jueguen un poco contigo en lugar de que te lo den todo tan mascadito que el esfuerzo que tengas que hacer antes de verla sea poco menos inexistente.

Y no ha sido por no dar pequeños detalles sobre otros asuntos, en plan cómo es posible que Morfeo esté interpretado por otro actor. Pero detrás de eso hay una idea clara de reservar todas las sorpresas que pueda haber para el momento del estreno. Es probable que algunas cosas se filtren cuando la prensa tenga la ocasión de verla antes del estreno, pero me da que Warner apurará al máximo para enseñarla y así evitar ese tipo de deslices.

Ahora no creo que nadie pueda decirme con ningún tipo de certeza lo que va a suceder en la película. Quizá se puedan atar algunos hilos y puede incluso que alguien haya sabido descifrar cuál es la historia, pero lo que vayan a hacer con ello es algo de lo que reconozco que no tengo la menor idea. Eso siempre puede cambiar con el estudio cediendo a la tentación de contar demasiado a última hora, algo que podría suceder si la preventa arroja cifras preocupantes, pero espero que no sea el caso.

Y me gusta que así, que claro que es genial llevarse enormes sorpresas con esas producciones tan pequeñitas que ya de antemano te avisan que lo mejor es verla no sabiendo nada. El caso más reciente que me viene a la mente es el de ‘Espíritu Sagrado’, la mejor película española de lo que llevamos de año, pero ha llegado un punto en el que dar cada vez más información por adelantado es destrozar la experiencia.

Soy consciente de que yo mismo he soltado spoilers en alguna ocasión y el que el ansia de los medios por elevar el contador de visitas lleva a cometer auténticas estupideces -y si encima se nota una diferencia real en el interés que provoca, pues cada vez más-, pero es algo mucho más extendido, empezando por los propios estudios y que también atañe a los propios cinéfilos. Lo peor es que la tendencia parece que todo vaya a más, de ahí que una estrategia tan a contracorriente como la de ‘Matrix Resurrections’ sea tan refrescante.