junio 25, 2024

ABCinformativo

Directo y Preciso

Compra dibujo por 30 dólares pero descubre que podría valer 50 millones

Una obra de Albrecht Dürer

Un hombre de Massachusetts compró un dibujo hace cuatro años en una venta de liquidación de viviendas en Estados Unidos por $30 dólares, pero descubrió que podría valer hasta $50 millones. El estadounidense, que quiso permanecer en el anonimato, comenzó a sospechar que el dibujo es más antiguo de lo que parece y recurrió a varios expertos, aunque inicialmente todos le denegaron la consulta.

Sin embargo, en 2019 el coleccionista Clifford Schorer se encontraba en Boston cuando por casualidad se enteró del dibujo y se puso en contacto con el dueño, quien conservaba el dibujo sin enmarcar en su comedor.

Al revisar la imagen pensó que “se trataba de la mayor falsificación que había visto en su vida, o una obra maestra genuina”, por lo que decidió indagar el origen de la imagen y acudió a la galería de Agnews en Londres para presentarla.

Tras un estudio preliminar, la Agnews Gallery dijo que es un dibujo original realizado por el pintor renacentista alemán Albrecht Dürer y pudo haber sido pintada en 1503.

Más tarde, la obra fue declarada genuina por Christof Metzger, curador principal del Museo Albertina de Viena, junto con Giulia Bartrum, ex curadora del Museo Británico, ambos autoridades destacadas en la obra de Albrecht Dürer.

Ahora, el dibujo totalmente desconocido de Dürer fue presentado en la Agnews Gallery de Londres y su precio puede rondar en los $50 millones de dólares.

Dicho dibujo representa a una mujer con un bebé y lleva en la parte inferior una firma de dos letras “AD”, o como dirían los especialistas, a la Virgen y un Niño con una flor en un banco de hierba .

¿Cómo llegó la obra de arte a las manos del estadounidense?

Mías tarde se descubrió que la Virgen y el Niño con una flor en un banco de hierba había estado en la colección del arquitecto Jean-Paul Carlhian, quien vivía en Concord, a las afueras de Boston. Murió en 2012 y su viuda Elizabeth murió tres años después. En una venta de su casa de 2016, el dibujo fue vendido por un precio de $30 dólares.

Los antepasados ​​de Jean-Paul habían dirigido la exitosa galería de muebles antiguos y arte decorativo Maison Carlhian en París; él era un hombre culto con una enorme biblioteca personal.

Como arquitecto, trabajó en varios edificios de museos, incluidos dos para la Institución Smithsonian. Con semejante trasfondo, parece increíble que Jean-Paul no se diera cuenta de la obra que poseía.

¿Cuál es la procedencia de la obra?

Aunque su historia sigue siendo incierta, la obra de Dürer pudo haber estado entre las piezas adquiridas por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Rodolfo II en 1588.

El dibujo probablemente terminó en Francia en el siglo XIX, en la colección del Conde Hubert de Pourtalès, quien se sabe, vendió otras cuatro obras de Dürer a la Maison Carlhian en 1919.¿Qué pasará con el dueño actual?

Aparentemente es una persona que no quiere los reflectores; Schorer se las arregló para que recibiera el asesoramiento legal adecuado y el comprador del “dibujo de $30 dólares” ya ha recibido un anticipo de $100,000 y recibirá una cantidad adicional no revelada cuando concluya la venta a la galería de Londres.

El récord monetario actual lo tiene Raphael, cuyo Head of a Muse (1510- 1511) se vendió por 48 millones de dólares en Christie’s Londres en 2009.

Fuente: El Diario